Romance de Delgadina

Eufemia_Izquierdo_Tamayo

Eufemia Izquierdo Tamayo (2005, 95 años)

  • Esta versión del Romance de Delgadina fue transmitida oralmente en 1984 por la Sra. Eufemia Izquierdo Tamayo (*), nacida en Villatuelda en 1910.  
  • El Romance de Delgadina es uno de los más populares de la Península debido a que ha sido utilizado en la tradición musical infantil.

ROMANCE DE DELGADINA

En la ciudad de Granada  /  hay una fuente muy clara,

donde se lava la Virgen  /  sus pies y su blanca cara.

La hija del rey que la vio  /  del palacio donde estaba,

prisa aprisa se vestía,  /  más aprisa se calzaba.

Coge su cántaro de oro  /   y su jarrita de plata.

En el medio del camino  /  con la Virgen se encontraba:

– ¿Dónde va la hija del rey?,  /  ¿dónde va tan de mañana?

– Vengo a llenar mi cántaro,  /  voy a coger la flor del agua.

Y también vengo a saber  /  si seré o no casada.

– Casadita has de ser  /  con el príncipe de España.

Tres hijos has de tener  /  y los tres como la plata.

La más pequeña de ellos,  /  Delgadina se llamara.

Y un día estando comiendo  /  su padre el rey la mirara.

– ¿Qué me mira el rey mi padre  /  que me pone tan mirada?

–  De mí has de ser mujer,  /  de tus hermanos madrastra.

– No lo quiera Dios del Cielo  /  ni la Virgen Soberana.

De  mi padre ser mujer,  /  de mis hermanos madrastra,

de mi madre intercesora,  /  ¡eso sí que no del alma!

– ¡Alto y alto los mis pajes  /  y a Delgadina encerradla

en un cuarto muy oscuro,  /  que no vea la luz clara!

¡Y no le den de comer  /  no más cecina salada

y no le den de beber  /  no más agua de pescada!

Ya se han cumplido siete años  /  y abrieron cuatro ventanas.

Delgadina con gran sed  /  se ha subido a la más baja,

donde estaba allí su hermano  /  jugando al tiro de barra.

– ¡Hermano, por ser mi hermano,  /  por Dios una jarra de agua,

que el corazón traigo triste  /  y la vida se me acaba!

– ¡Quita de ahí Delgadina,  /  quítate hermana del alma,

que si el rey padre lo sabe  /  contigo nos encerrara,

que si el rey padre lo sabe  /  la cabeza nos cortara! 

Delgadina con gran sed  /  se ha subido a otra más alta,

donde estaba allí su hermana  /  bordando paños de holanda.

– ¡Hermana, si eres mi hermana,  /  por Dios una jarra de agua,

que el corazón traigo triste  /  y la vida se me acaba!

– ¡Quita de ahí Delgadina,  /  quítate hermana del alma,

que si el rey padre lo sabe  /  contigo nos encerrara,

que si el rey padre lo sabe  /  la cabeza nos cortara!

Delgadina con gran sed  /  se ha subido a otra más alta,

donde estaba allí su madre  /  en silla de oro sentada.

– ¡Quítate de ahí Delgadina,  /  quítate perra malvada,

que por ti llevo yo ya  /  siete años mal casada!

– ¡Otros siete llevo, madre,  /  encerrada en una sala,

en una sala muy oscura,  /  que no veo la luz clara!

No me han dado de comer  /  no más cecina cecina salada,

no me han dado de beber  /  no más agua de pescada.

Delgadina con gran sed  /  se ha subido a otra más alta,

donde estaba allí su padre  /  paseando en una sala.

– ¡Padre, por ser mi padre,  /  por Dios una jarra de agua,

que el corazón traigo triste  /  y la vida se me acaba!

– ¡Alto y alto los mis pajes  /  y a Delgadina a darle agua!

Al primero que llegara  /  una ciudad le mandara

y al que el último llegara  /  la cabeza le cortara.

Todos llegaron  a un tiempo,  /  todos llegaron a una hora.

Cuando el primero llegaba ,  /  Delgadina suspiraba.

Cuando el último llegó,  /  Delgadina suspiró.

San Juan enhebró la aguja,  /  la Virgen la amortajaba,

María hacía el guión  /  y el Cielo se la llevaba.

Eufemia y Pedro Regalado Izquierdo 1916 

Eufemia con su padre, Pedro Regalado Izquierdo, en Valladolid (1916)

(*) Hija de Pedro Regalado Izquierdo González y de CiriacaTamayo González, nació en Villatuelda el 28 de agosto de 1910 y falleció en Burgos el 28 de agosto de 2007. Al alcanzar los 97 años exactos, la Sra. Eufemia se convirtió en la segunda persona más longeva nacida en Villatuelda hasta ese momento.

Eufemia Izquierdo 1999

Eufemia Izquierdo en los Jardines de Don Diego de Aranda de Duero

Ir a Jaculatorias

_________________________________

Marcos Bárcena y Marta Velarde – Romance de Delgadina

Joaquín Díaz – Romance de Delgadina

Otras versiones del Romance de Delgadina

Anuncios