La Jornada de la vergüenza: El desembarco de BNK Petroleum en la Universidad de Burgos

EL DESEMBARCO DE BNK PETROLEUM EN LA UNIVERSIDAD DE BURGOS

Siempre pensé que la universidad era una especie de templo, un lugar casi sagrado cuya misión varias veces centenaria era preservar, crear y transmitir el conocimiento, en cualquiera de sus formas. Ahora me doy cuenta de que estaba equivocado, o de que, en el mejor de los casos, empiezo a estar equivocado. Asistimos al renacimiento de la universidad, a su transformación, como si de un telepredicador al uso se tratase, en simple elemento económico. Llega la universidad como industria transformadora: su materia prima son ciudadanos en potencia, y su producto manufacturado un montón de consumibles “high-profile” para el mercado de trabajo. Me gustaría pensar, para descargar mi conciencia académica, que los mercaderes han invadido nuestro templo, pero sospecho que eso sería una excusa bastante pobre: somos nosotros, la institución universitaria, la que invita a entrar, desesperada, a esos mercaderes. O, al menos, a su filosofía mercantilista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s