El problema del nacionalismo en España: Cataluña

El cáncer nacionalista

Javier Montilla, 26-09-2011

Si algo bueno tiene el nacionalismo para los que vivimos en Cataluña, máxime para aquellos que ya hemos generado anticuerpos contra semejante lacra, es que ya nada nos puede sorprender -y mucho menos que nos engañen-. En realidad, el mayor peligro de falsificar la realidad a los demás está en que uno, como hacen los nacionalistas, acaba inevitablemente creyéndose sus propias mentiras. Lo más execrable es que de este engaño son conscientes pocos ciudadanos. Tal vez porque muchos están más cómodos en la telebasura, auténtico sumidero venerado por el poder para controlar las mentes de la masa.

Como resultado, muchos ignoran lo lesivo que está siendo para Cataluña este cáncer que desde hace años oprime a la otrora avanzadilla cultural, social y económica de España. No sólo en materia económica, sino una asfixia insoportable en materia de derechos individuales, culturales y sociales.

Problemas del nacionalismo

Miércoles, 21 de marzo de 2007

Desde mi punto de vista los nacionalistas étnicos, y los nacionalistas en general, tienen un doble problema. El primero, tratar de asir ese ente irracional, la nación, al que entregan su alma. Difícil empeño si no les vale limitarlo al concepto funcional de la suma de ciudadanos que viven y trabajan en un país, como muy bien definiera Jordi Pujol. El segundo, qué hacer con las gentes de aluvión que van llegando al territorio sobre el que se asienta su nación. Leo un librito, en forma de panfleto, donde un profesor Moulines quiere acotar estos problemas proponiendo una nueva ciencia, una, en sus palabras, “MEN -mini teoría étnico-nacionalista”. Como es difícil definir nación, subsume ese concepto en etnia, algo supuestamente más concreto, que podría resolver el primer problema, pero agravar el segundo. Define etnia como entidad abstracta y la compara con otras del mismo tipo, genoma, gramática, campo electromagnético, entidades que se acotarían no por sí mismas, sino dando sentido a una situación o realidad que sin ellas no se entendería. Si existeix l’electró, existeix la nació, canta alegremente el profesor, es decir, hay entidades teóricas aunque no se observen. Bien, substituyamos la entidad teórica nación por la entidad teórica diablo (¡cuántas cosas explicaría la existencia del concepto teórico diablo!) Y ¿qué tal alma, flogisto o los signos del zodiaco?

Nacionalismos en España

Según Laínz, el principal problema de la España de hoy, que condiciona la vida política de todos los días, es la Inquisición nacionalista. No te pierdas su discurso en el acto de C’s durante la Diada

Jesús Laínz, 11-09-2008

Discurso de Jesús Laínz, 11 de septiembre, en Barcelona:

Antes de nada he de agradecer a Ciutadans y especialmente a Albert Rivera su invitación para estar aquí hoy compartiendo este rato con todos ustedes en este pequeño rincón de heterodoxia.

Para mí es un inmenso placer estar con ustedes en esta maravillosa ciudad porque confieso ser un impenitente pecador. Y la oportunidad de venir a pecar contra todos los mandamientos de la Santa Iglesia de lo Nacionalistamente Correcto precisamente aquí, en Barcelona, era una tentación en la que ha sido un placer caer. Porque el principal problema de la España de hoy, que condiciona la vida política de todos los días, es la Inquisición nacionalista, sobre todo la vasca y la catalana, pero no sólo de ellas, pues han logrado contagiar a casi todas las demás provincias españolas. He dicho nacionalistas, pero me gusta más decir separatistas, pues al decir nacionalismos parece que se les está concediendo que hay algo nacional detrás de sus planteamientos, lo cual es concederles demasiado.

Los nacionalismos vasco y catalán en la Historia de España

Pío Moa

Trataré aquí de sintetizar las ideas de estos movimientos, así como su actuación a través de ciertos sucesos clave que manifiestan su carácter y papel político. Por la misma necesidad de síntesis, prestaré atención a los partidos importantes, como el PNV, Lliga Catalana o Esquerra Republicana, dejando de lado grupos menores, como Acció Catalana, Acción Nacionalista Vasca, Comunión Nacionalista, etc.

Tales nacionalismos se definen, lógicamente, en relación con España, tenida por el enemigo a destruir en el nacionalismo vasco, y negada simplemente en el catalán. Son un fenómeno históricamente reciente, pues nació en algunas regiones a finales del siglo XIX, cobró impulso con el “Desastre” de 1898 y desde entonces se configuró en Cataluña y en Vasconia como un factor importante en la vida política española, excepto durante las dictaduras, que ocupan casi la mitad del siglo.

Escuchar

Ver también

Ver algunas entradas relacionadas con el nacionalismo en Cataluña

Ver en este sitio

IR A INICIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s