¿Hacia dónde va España?

UNA NACIÓN INVERTEBRADA

  • Mantenimiento de un sistema fiscal privilegiado en el País Vasco y Navarra que es discriminatorio e injusto para el resto de España, con el agravante de que Cataluña exige algo parecido (de los grandes contribuyentes a la “caja común”, Madrid y Baleares no han pedido el “concierto económico”, al menos por ahora).
  • Aumento de la voluntad separatista en zonas como el País Vasco y Cataluña,
  • Cuantas más competencias han recibido las autonomías del País Vasco y Cataluña, más se ha multiplicado su deriva independentista.
  • Actualmente, España es un nación más invertebrada que cuando Ortega y Gasset publicó su conocido ensayo en 1921.

UN SISTEMA AUTONÓMICO INVIABLE

  • Demasiadas comunidades autónomas, al haber permitido algunas uniprovinciales como Cantabria, La Rioja y Murcia.
  • Excesivas competencias de las comunidades autónomas; cuando la Educación, la Sanidad, la Justicia, el Medio Ambiente y la Seguridad (incluyendo la Defensa), debieran ser competencias exclusivas del Estado (sin posibilidad de transferencia y permitiendo solo la gestión de algunos servicios, nunca la legislación sobre los mismos).
  • Creación de una numerosa clase política regional, reacia a renunciar a los privilegios que se ha ido autoconcediendo (incluida la larga lista de asesores de libre designación).
  • Duplicidad de servicios entre las diferentes administraciones.
  • Progresiva demonización y desprestigio del funcionariado independiente, para avanzar hacia la privatización de los servicios públicos.
  • Creación de numerosas empresas y fundaciones públicas; con la única función, con frecuencia, de colocar a familiares y afiliados del partido gobernante.
  • Realización por parte de muchas autonomías de obras públicas “faraónicas” o innecesarias.
  • Mantenimiento de televisiones autonómicas altamente deficitarias, como medio de propaganda.
  • Creación de “embajadas” en el exterior, como si de naciones independientes se tratara.

UN SISTEMA POLÍTICO AGOTADO

  • Con una Ley Electoral de listas cerradas y bloqueadas (excepto para la innecesario Senado, cámara que gasta en traductores ¡al español!), que impide la plena participación de los ciudadanos, y que permite que partidos regionales puedan tener la llave para elegir al Gobierno central.
  • Con una Monarquía pasando sus horas más bajas desde la transición.
  • Formado por una clase política  autosuficiente, cerrada sobre sí misma, burocratizada y ahíta de privilegios.
  • Creación de una numerosa clase política estatal, reacia a renunciar a los privilegios que se ha ido autoconcediendo (incluida la larga lista de asesores de libre designación).
  • Duplicidad de servicios entre las diferentes administraciones.
  • El sistema judicial carece de la necesaria independencia del poder político, llegando a su expresión más extrema en la elección de los miembros del Tribunal Constitucional.
  • Unos partidos políticos dotados de escasa democracia interna y sostenidos por las subvenciones públicas.
  • Los sindicatos viven fundamentalmente del presupuesto público, en vez de depender de las cuotas de sus afiliados; siendo ésta una manera sutil de “domesticarlos” e impedir que cumplan su función social.
  • Los diferentes gobiernos no tienen ningún empacho en presentarse con un programa electoral y pasar, acto seguido, a gobernar al margen e incluso en contra del mismo.
  • Progresiva demonización y desprestigio del funcionariado independiente, para avanzar hacia la privatización de los servicios públicos.
  • Se crean empresas y fundaciones públicas; con la única función, con frecuencia, de colocar a familiares y afiliados del partido gobernante.

UN PAÍS DESPRESTIGIADO

  • Considerada un PIGS, España carece hoy de credibilidad y de capacidad de influencia internacional.

LOS CIUDADANOS, LOS ÚLTIMOS

  • La modificación de la Constitución aprobada por las Cortes Generales recientemente, contempla la prioridad absoluta de atender los intereses y el capital de la deuda pública frente a cualquier otro gasto, sin contemplar las necesidades sociales y aunque la prima de riesgo pueda estar siendo manipulada por poderes económicos fácticos.
  • Atención prioritaria a las dificultades de la banca, habiendo sido factor clave en la creación de la “burbuja inmobiliaria”.
  • Progresivo desmantelamiento del pequeño estado del bienestar que se había conseguido: despido fácil y barato, contratos a la carta, subida de impuestos, sucesivos recortes a los funcionarios, recortes en sanidad y medicamentos, recortes en educación, recortes en dependencia, posible recorte en pensiones, etc.

Los ciudadanos cada  vez confían menos en los políticos y en el sistema

¿Hacia dónde va España?

ALGUNAS INICIATIVAS ACTUALES

______________

Ver en este sitio

IR A INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s