Divorcio Cataluña-España

Cataluña-España: un divorcio endiablado

La secesión es económica y políticamente compleja: implica salir del euro y la UE y compensar al Estado en muchos frentes

Cataluña empezó a ser nacionalista cuando a España se le cayó el traje de emperador (1898). Desde entonces ha desarrollado un mecanismo sencillo y eficaz: con cada puñetazo, una conquista. El Estatut de 1932 llegó tras una proclamación unilateral de independencia (14 de abril de 1931). El de 2006, después de arrancar de un Zapatero poco previsor la promesa de inviolabilidad del texto que avalase el Parlament. El tercer cofre del tesoro, el pacto fiscal, debería lograrse tras la masiva manifestación del 11 de septiembre, día nacional o Diada. Pero la crisis, con sus factores económicos y psicológicos, ha reventado la estrategia de CiU, la coalición hegemónica: un número de catalanes creciente aunque difícil de cuantificar quiere la independencia, así, en seco, sin transiciones que permitan engordar el serial de agravios presuntamente acumulados.

Veren este sitio

Ver también

IR A INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s