Así mejora sus vinos Vega Sicilia

Equilibrio entre tradición y modernidad y una constante innovación son los pilares que han convertido a la bodega ubicada en la Ribera del Duero en un referente mundial. Pero lejos de conformarse, sigue queriendo más.

Al salir de Valladolid por la carretera nacional 122, dirección Aranda de Duero, llama la atención un edificio austero, de ladrillo visto, con una capilla incrustada en su fachada. Sobriedad castellana, como lo podrían definir algunos. Se trata de Vega Sicilia, la bodega cuyos caldos se codean de tú a tú con los grandes châteaux de Burdeos y Borgoña: Lafite Rothschild, Romanée-Conti, Petrus, Margaux… Con ellos no solo comparte la vitola de ser los vinos más caros del mundo, sino una larga tradición (Vega Sicilia cumplirá 150 años en 2014) y un gran prestigio. Una excelente reputación labrada en conceptos como historia, calidad e innovación, que se traduce en una lista de espera que supera el millar de personas, y en una facturación de 19,8 millones de euros y un beneficio de 7,3 millones de euros.

IR A INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s