El Ministro de Educación recula ante el nacionalismo catalán

OLGA R. SANMARTÍN – 05/12/2012

Wert recula ante la amenaza de Mas de no aplicar su ley

Sustituye «la proporción equilibrada de las dos lenguas en las distintas asignaturas» por el criterio de «procurar el dominio de ambas lenguas»

El Gobierno ha dado un paso atrás ante la amenaza del president de la Generalitat, Artur Mas, de no aplicar la Ley Orgánica para la Mejora Educativa (LOMCE). José Ignacio Wert ha rebajado el tono del anteproyecto en lo que respecta a garantizar una enseñanza en castellano en toda España. En el borrador que el ministro de Educación remitió el pasado lunes a las comunidades autónomas se establecía que tanto el castellano como la lengua cooficial debían ser garantizadas «en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas».

Editorial

El Gobierno y la libertad lingüística: el deshonor y la guerra

5 de diciembre de 2012

Wert, ministro de educaciónEn la defensa de la libertad lingüística, al Gobierno se le puede aplicar la célebre sentencia de Churchill: “os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis la guerra“. El Ejecutivo de Rajoy pudo legislar contra la discriminación lingüística que, objetivamente, se impone a millones de españoles en las Comunidades bilingües, pero no lo hizo. Pudo apoyar la Proposición de Ley de Unión Progreso y Democracia al respecto, una iniciativa que, fuera del viciado contexto español, sólo podría calificarse de impecablemente democrática. Pero el PP la rechazó. Hace unos días se supo que, en lugar de obligar a las CCAA a dar la opción a las familias de educar a sus hijos en castellano a través de la educación pública, el Ministro Wert había inventado un retorcido mecanismo en la esperanza de evitar la confrontación con los nacionalistas. Por supuesto, no lo logró. Una vez más, la Generalitat se sitúa por encima de la ley, escenifica aparatosos desplantes y pone en marcha la maquinaria mediática que tiene alquilada con el dinero que no destina, por ejemplo, a la sanidad. Hoy sabemos que el Gobierno recula, atemorizado, y que las cosas seguirán como hasta ahora. A pesar de lo cual ya se anuncian nuevos actos patrióticos en contra de las sentencias judiciales que amparan el bilingüismo y a favor de la imposición, de la discriminación y de la marginación. No del castellano, que como lengua que hablan 500 millones de personas ni tiene derechos ni va a desaparecer de Cataluña, sino de las personas que desean ejercer su libertad, su derecho a educar a sus hijos en la lengua común. El deshonor y la guerra. Sin duda, el Gobierno se los ha ganado.

Ver también

Ver en este sitio

IR A INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s