Jürgen Donges: «El modelo de las comunidades autónomas no es sostenible porque invita al despilfarro»

EL MUNDO 27/04/13 – JÜRGEN DONGES, ACADÉMICO DEL INSTITUTO DE POLÍTICA ECONÓMICA DE LA UNIVERSIDAD DE COLONIA Y ASESOR DEL GOBIERNO ALEMÁN

Merkel se fía de sus expertos y, si hablamos de España, uno de los analistas que contribuye más directamente en la construcción de las posiciones del Gobierno alemán es Jürgen Donges. Casado con una española, conoce a fondo y ama nuestro país. Y desde esa cercanía observa unas reformas que podrían ir más allá vía gasto y que le parecen tibias en cuanto a las Administraciones Públicas

P.– ¿Cuáles son las principales reformas que quedan por hacer? Y un poco más a fondo, ¿qué debemos cambiar los españoles en nuestra mentalidad para salir de la crisis? ¿Nos veremos obligados a alemanizarnos? No sé si coincide conmigo en que Sevilla no será nunca alemana, por mucho que se esfuerce.

R.– La más importante es la de la Administración Pública y la estructura de Estado. El modelo de comunidades autónomas, tal y como se ha venido practicando, no es sostenible porque invita al despilfarro en el gasto público y a una sobrerregulación que no respeta la unidad del mercado nacional. Un disparate es crear obstáculos a la actividad económica por la vía de la inmersión lingüística, como lo practican los nacionalistas catalanes. Entre los recortes de gasto público que demostrarían la determinación del Gobierno está la eliminación completa de los subsidios a los sindicatos. Deberían financiarse con las cuotas de sus afiliados; habría un fuerte incentivo para utilizar los recursos disponibles con eficiencia y organizar huelgas y manifestaciones en base a los intereses de los afiliados y no persiguiendo puros objetivos ideológicos y partidistas como acostumbran hacer los máximos dirigentes de UGT y CCOO. En cuanto a la mentalidad española, muchas familias han aprendido que no se puede vivir indefinidamente por encima de sus posibilidades. Pero no por eso van a alemanizarse. Y la preciosa ciudad de Sevilla, en la que he nacido, que siga siendo lo que es y no quiera convertirse en Hamburgo, por poner un ejemplo. La riqueza cultural de Europa descansa precisamente en la variedad de comportamientos y hábitos de los europeos. Pero la idiosincrasia de los pueblos no está reñida con la aplicación de políticas económicas y presupuestarias sólidas, si es que los políticos gobernantes dan la talla.

IR A INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s